Hola,

Mi nombre es Fran Martínez (Madrid, 1980). 

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CCAFYD) por la Universidad Politécnica de Madrid en 2007, número de colegiado 64125. Postgrado Especialista Universitario en Entrenamiento Personal, Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte – INEF de Madrid (2007). Ciclo Formativo de Grado Superior: Animación de Actividades Físicas y Deportivas – TAFAD (2001). 

Entrenador Nacional de Ciclismo (máximo nivel - Real Federación Española de Ciclismo, 2009) y Entrenador Nacional de Voleibol (máximo nivel - Real Federación Española de Voleibol, 2007). 

Apasionado desde la infancia por la actividad física y el deporte, lo que comenzó siendo una afición, se ha convertido en mi verdadera pasión “Mi Profesión”. Posicionando y orientando toda mi carrera profesional en dos áreas bien diferenciadas: "Salud y Alto Rendimiento". 

En el área de la salud soy entrenador personal desde 2008, tanto de personas sanas como de poblaciones especiales (particularmente en lesiones de columna vertebral y neuromusculares). Considero que el esfuerzo de concienciar a las personas para sentirse bien con ellas mismas, así como la educación del cuerpo y de la mente para mejorar su salud y su bienestar, es la tareas que yo me he propuesto en mi vida.

Me involucro en tus objetivos, inquietudes y problemas. Motivado por la búsqueda de la excelencia en mi profesión, la calidad de movimiento, la salud, el rendimiento y el éxito personal, nace la labor de mi trabajo humano y profesional. ¡A donde quieras llegar, te acompaño a conseguirlo!.

Mi faceta de entrenador personal, la combino con mi otra pasión la de preparador físico, especializado en ciclismo, dónde llevo desde 2009 formando parte de un proyecto para el servicio integral del ciclista “entrenamientociclismo.com”. 

Durante todos estos años de apasionado trabajo en el ciclismo cómo preparador, he combinado mi faceta profesional con la deportiva, y lo quiero destacar ya que todas estas experiencias, desafíos, competiciones y aventuras vividas hacen reforzar a la persona y al deportista tanto física como mentalmente, y son una auténtica escuela de vida que aporta extraordinarias lecciones y actitudes y fortalezas en otros ámbitos como el laboral o el familiar. En mi caso, incentivaron y desarrollaron asimismo mi faceta como preparador físico en este deporte, ver cómo sacar el máximo partido, el mayor rendimiento a mi trabajo.

¿Te atreves a sentirte mejor o a sacarte el máximo rendimiento?

Gracias por visitarme.